Definir KPIs y objetivos para tu web

Cómo definir KPIs y Objetivos para tu website

Un KPI (Key Performance Indicator) no es más que un indicador que definiremos para poder medir el éxito de nuestro site en alcanzar unos determinados objetivos.

En este artículo voy a explicarte un método definir KPIs relevantes para tu web.

Definir KPIs y Objetivos para tu website

La comparación de un KPI con el obtenido en períodos anteriores nos darán una idea de como están funcionando determinados aspectos de nuestro site.

Son, por lo tanto, imprescindibles para poder realizar una toma de decisiones adecuada y no perdernos en la ‘inmensidad’ de los datos que la analitica es capaz de ofrecernos.

Métricas, KPIs y Objetivos

Es conveniente, antes de entender los criterios para identificar KPIs cual es la jerarquía de estos 3 términos y cómo están relacionados.

Objetivos

Los objetivos podemos considerarlos como las metas que nos ponemos en nuestra web. Los objetivos definen el punto al que queremos que nuestra web llegue, lo que queremos que nuestros visitantes hagan.

Así, pueden ser objetivos de un ecommerce aumentar un 10% el ticket medio, incrementar las ventas mensuales hasta 50.000€ o reducir los abandonos en la pasarela de pago un 25%.

KPIs

Los KPIs son aquellas métricas que nos permiten conocer el avance (o retroceso) en el proceso de alcanzar los objetivos fijados.

Continuando el ejemplo del ecommerce, pueden ser KPIs el ticket medio de compra, el importe de ventas mensuales o el porcentaje de abandono en la pasarela de pago.

Métricas

Son todo aquello que se puede medir, sea o no relevante para conseguir nuestros objetivos.

En el caso del ecommerce, además de  los KPIs que indicamos puede haber otras métricas que no consideremos KPIs por no ser indicadores de consecución de nuestros objetivos. Por ejemplo, el número de seguidores en Twitter puede ser una métrica que realmente no sea relevante y no la consideraremos KPI.

Para aclarar un poco más esta jerarquía podríamos representar estos 3 conceptos como capas de una cebolla que envuelven el fin último: el objetivo.

métricas, kpis y objetivos

Lo primero: definir los objetivos

Para poder determinar cuales serán los indicadores de que nuestra web está funcionando según lo previsto (los KPIs) será necesario conocer previamente los objetivos de la web. Dicho de otra forma «¿qué queremos que los usuarios de nuestra web hagan?»

Así, un objetivo típico de un ecommerce será vender, pero en un blog pueden ser otros como que la gente se suscriba o que lean los artículos hasta el final…

Factores de cambio

Ya tenemos definidos los objetivos de nuestra página. Ahora que sabemos donde estamos y a donde nos gustaría llegar tendremos que identificar que factores son los que intervienen en este cambio.

En estos factores será en los que tengamos que fijarnos para identificar nuestros KPIs.

Aplicando la regla SMART para definir Objetivos y KPIs

No… no estamos hablando del Superagente 85.

La regla SMART (la más ‘lista’ de todas) es un acrónimo que hace referencia a las siglas en inglés de las palabras: Específico (Specific), Medible (Measurable), Alcanzable (Achievable), Relevante (Relevant) y Temporal (Time-bound).

Definir objetivos y KPIs utilizando la regla SMART

Esta regla no es propia del Marketing Online. De hecho hace varias décadas que se viene usando para definir objetivos empresariales. Pero su gran eficacia aplicada al seguimiento de campañas de marketing online hace que sea probablemente el método más utilizado en la definición de objetivos y KPIs.

Si uno de los factores que definimos antes cumple todas las característica de la regla SMART podemos ‘elevarlo’ a la categoría de KPI. Si no es así no deberíamos tenerlo en cuenta.

Pero expliquemos un poco mejor a que hace referencia cada término de la regla SMART:

Específico

Cuando decimos que un objetivo ha de ser específico nos referimos a que ha de marcar un objetivo concreto.

Si por ejemplo, hemos decidido que un objetivo en nuestra web es conseguir suscriptores por email, no valdría con decir que necesitaremos que se suscriba «mucha gente» o «la gente suficiente». Habrá que ponerle una cantidad concreta a nuestro objetivo. Por ejemplo «200 nuevos suscriptores»

Así, podríamos definir un objetivo como «conseguir 200 suscriptores mensuales» y una KPI como sería «número de suscriptores mensuales»

Medible

La medida de cada uno de los factores que analizamos han de ser una métrica que será la candidata a convertirse en uno de nuestros KPIs.

Si un elemento no es medible, a pesar de que pueda influir en la consecución de un objetivo no podrá ser nunca un KPI.

Así, podemos definir como objetivo el número de suscriptores nuevos, pero nunca se pueden considerar métricas la «percepción de marca», «la satisfacción del cliente» o conceptos similares. A priori no son medibles por lo que te aconsejo que huyas de cualquier intento de considerarlos un KPI.

A la hora de definir nuestros objetivos, si estos no son medibles también deberíamos descartarlo como objetivo, pues nunca podremos determinar si lo estamos haciendo bien o no y si nuestra estrategia necesita cambios o debemos continuar con ella.

Alcanzable

Que mi próximo artículo lo van a leer 50 millones de personas durante los 3 días posteriores a que lo publique puede parecer un objetivo fácilmente alcanzable.

Sin embargo, en cuanto nos despertamos nos damos cuenta de que tal vez debería replantearme el objetivo de una manera más realista.

Conocemos dónde estamos y a dónde queremos llegar. También sabemos las herramientas que tenemos a nuestra disposición para realizar este ‘trayecto’. Si sabemos que no nos pueden llegar tan lejos habrá que cambiar el objetivo. Así de simple.

Relevante

Puede que algunas métricas resulten específicas, medibles y alcanzables pero sin embargo no resulten relevantes para determinar el alcance de nuestros objetivos y, por lo tanto, no podrán considerarse KPIs.

Si por ejemplo, uno de nuestros objetivos es aumentar las ventas de un producto en concreto, por mucho que promocionemos este producto en Twitter, el número de seguidores no parece realmente relevante. Si es medible, y específico, pero no nos indicará si estamos aumentando las ventas de ese producto.

Temporal

Habrá que acotar en el tiempo los objetivos para poder determinar si se cumplen o no a través de los KPIs.

Así, cuando dijimos que nuestro objetivo era conseguir 10.000€ en ventas tendremos que definir si son anuales o mensuales.

Por otra parte, la KPI para determinar si este objetivo se cumple no será el importe de ventas. Será el importe mensual (o anual) de ventas.

Lo cierto es que a veces, al tratarse de conceptos íntimamente relacionados, se confunden los KPIs y las métricas o los objetivos con los KPIs, pero es importante saber distinguirlos e identificarlos.

Pero como ves no es difícil entender cual es cada uno y la regla SMART nos ayudará a la hora de establecerlos.

Y tu ¿aplicas normalmente esta regla o tienes otro método para definir objetivos e identificar las KPIs?

 

Técnica SEO: si te roban las imágenes… haz LinkBuilding

Haz link building con los que te roban las imágenes de la web

Si eres de los que piensas que generar imágenes propias de calidad como parte de tu estrategia de contenido vale la pena: estás en lo cierto.

Sin embargo, si realizas ese esfuerzo también sabes el trabajo extra que eso supone y seguramente te da muchísima rabia cuando ves que tu trabajo lo utilizan otros sin ni siquiera tener la decencia de pedirlo o de enlazarte como fuente original.

Haz linkbuilding con los que te roban las imágenes de la web

Bien, pues lo que te voy a contar en este artículo es como detectar a estos ‘copiones’ y hasta utilizar esta situación para conseguir enlaces entrantes y mejorar el SEO de tu web haciendo Linkbuilding.

Seguir leyendo

Cómo hacer SEO con imágenes

5 trucos para mejorar el SEO de tus imágenes

5 trucos para mejorar el SEO de tus imágenes

Se habla mucho del Content Marketing como estrategia SEO, pero a veces se obvia que las imágenes son parte importante de ese contenido y optimizarlas puede resultar muy efectivo.

En este artículo te indico 5 puntos que, si los tienes en cuenta cuando utilices imágenes como parte de tu contenido, potenciarán tu estrategia SEO con imágenes.

1) Nombre de la imagen (cada cosa por su nombre)

Si cuando escribimos un artículo o creamos una landing page nos preocupamos tanto en que las palabras que queremos posicionar se incluyan en la URL ¿por qué no íbamos a hacer lo mismo cuando se trate de una imagen en vez de una página?

Poner un nombre descriptivo al archivo de la imagen
Es conveniente cambiar el nombre de archivo que por defecto pone la cámara a algo más descriptivo

Si el archivo de nuestra imagen se llama DSC-1-1001.jpg no dará muchas pistas sobre el contenido de la misma.

En vez de esto deberíamos incluir un nombre de archivo que  describa lo que contiene la imagen… o de la keyword de la landing en la que se incluye la imagen… o ambas (que sería bueno que coincidan).

Así consiguiéremos que los motores de búsqueda comprendan el contenido de la imagen y esta se pueda indexar correctamente.

2) Tamaño de la imagen (una razón de peso)

Utilizar el tamaño y las proporciones adecuadas para nuestra imagen ayudará, por una parte a la experiencia de usuario y por otra parte al posicionamiento en buscadores.

Imágenes demasiado grandes

Imágenes más grandes de lo necesario harán más lenta la carga de la página y si tu página es ligera pueden ocurrir dos cosas (…y ocurrirán)

1) La gente se marchará antes de que cargue la página. La paciencia del usuario dura como mucho 2 segundos y, según las estadísticas este tiempo baja cada vez más.

2) No le gustarás a los motores de búsqueda. Si un motor de búsqueda tarda más en recorrer y cargar los elementos de tu sitio seguramente abandonará el rastreo del mismo con menos páginas recorridas.

Por otra parte, Google comprenderá que si tu página tarda en cargarse la experiencia de usuario será peor y esto influirá en el posicionamiento de la página. Por último recuerda que el tiempo es dinero (también para Google)

¿Cómo crees que le caerá tu página a Google si le estás costando más pasta de la que debieras? Pues eso: pónselo fácil.

Imágenes escalables

Escalado de imágenes en la web Que nuestra página sea Responsive ya no debería de ser una opción (y menos si tenemos en cuenta la influencia que esto tiene en nuestro SEO).

Sin embargo, cuando utilizamos una sola página que se adapta a distintos anchos de pantalla se nos plantea la cuestión del escalado de imagen que deberíamos de usar.

Si cargamos una imagen muy grande para reducirla en los dispositivos más pequeños estaremos haciendo que el usuario móvil (precisamente el que menor velocidad de descarga suele tener) descargue un archivo innecesariamente grande para ver una imagen.

Existen diferentes soluciones para el problema de la escalabilidad de las imágenes en Responsive Web Design, al menos mientras el elemento PICTURE siga siendo tan sólo una propuesta. A falta de este elemento, mi solución favorita sigue siendo Picturefill.

3) Etiquetando para hacer SEO con imágenes

Si, como ya hemos visto, un nombre descriptivo ayudará al posicionamiento de las imágenes, tanto o más lo hará la utilización de las etiquetas ALT, TITLE o LONGDESC

ALT

La etiqueta ALT se utiliza para indicar un texto alternativo que se mostrará en caso de que la imagen no se pueda mostrar.

Este texto lo utilizan también los motores de búsqueda para contextualizar el contenido de la imagen. Puesto que son incapaces de comprender (al menos por ahora de una manera fiable) el contenido de una imagen, este texto alternativo les dará pistas sobre el mismo.

Si incluimos las palabras clave a posicionar en esta etiqueta estaremos dando coherencia al contenido gráfico y escrito..

TITLE

El contenido de la etiqueta TITLE, al igual que ocurría con ALT, también es utilizado por Google para ‘comprender’ el contenido de la imagen.

De hecho, a menudo existe cierta confusión entre la diferencia entre AlT y TITLE… aunque no son lo mismo. Mejorar el SEO de imágenes usando TITLE TITLE le da un título a la imagen que, además se mostrará a modo de toltip si pasamos el ratón por encima. ALT, sin embargo, es el texto que se mostrará en vez de la imagen si esta no se puede cargar por cualquier motivo… salvo en Internet Explorer (¡como no!) que va a su rollo y lo que muestra como tooltip es el contenido de la etiqueta ALT.

De cualquier forma, lo importante es que utilizar esta etiqueta e incluir en ella un contenido relevante y que incluya nuestras keywords nos ayudará a darle pistas a Google de cómo indexar nuestro contenido.

LONGDESC

En ocasiones la propia imagen puede necesitar o servir de puente con una descripción más extensa de lo que contiene.

En este caso podremos utilizar LONGDESC para cumplimentar la información de ALT de forma extensa. Pero en este caso la información no se incluirá en la propia etiqueta, sino que esta solamente contendrá una URL al sitio donde se encuentra la descripción.

Con la utilización correcta de estas etiquetas conseguiremos que, primero, Google sea capaz de comprender e indexar correctamente nuestras imágenes. Pero además podremos reforzar el valor de nuestras palabras clave en el contenido al incluir más elementos que tratan sobre estas.

4) El formato correcto

Escoger el formato de imagen correcto nos ayudará a la hora de reducir el tamaño del archivo y, por lo tanto, la velocidad de carga de la página.

No os lieis con formatos raros. Con gif, jpg y png os basta (y si me apuras sobra alguno). El resto de formatos pueden dar problemas y además generarán imágenes con más peso. Utilizar el formato adecuado en la web Lo ideal será utilizar el formato más adecuado para cada tipo de imagen.

 5) Crea un Sitemap de Imágenes

Generar un Sitemap para las imágenes de tu web le ayudará a Google a indexar todas las de tu web sin que se escape ni una.

Un sitemap de imágenes facilitará a Google la dirección de todas las imágenes de tu web, ayudando así a Google a indexar correctamente las imágenes y mejorarán el posicionamiento de las mismas.

La calidad no es discutible

Un último consejo en cuanto a las imágenes: calidad y originalidad.

Esto no hará que google las indexe mejor, pero no hay que olvidar que las páginas son para las personas (no para los robots) y si las imágenes (al igual que el diseño y la usabilidad web) son buenas, sin duda tu página convertirá mejor el tráfico que atraigas.

Se pueden hacer muchas más cosas para mejorar el tráfico que generan nuestras imágenes, pero estos son unos mínimos

Imagen de cabecera basada en una imagen original de alterfolio en StockXchange

Indexación y rastreo con Robots.txt y la etiqueta META ROBOTS

Diferencia entre usar robots.txt y la etiqueta META ROBOTS

Cuando tratamos de evitar que los motores de búsqueda indexen y/o rastreen algunas partes de nuestras páginas podemos indicárselo utilizando el archivo ROBOTS.TXT o bien en la etiqueta <META name=»robots»…> de cada página.

Es bastante habitual que ambos recursos generen confusión e incluso se utilicen indistintamente la meta-etiqueta o el fichero para ‘bloquear’ nuestras páginas ante los motores de búsqueda.

Existe, sin embargo, una gran diferencia a la hora de utilizar las etiquetas META ROBOTS o el fichero robots.txt que vamos a tratar de aclarar en este artículo.

Diferencia entre usar robots.txt y la etiqueta META ROBOTSSeguir leyendo

Formatos de imagen para tu web: cómo escoger el correcto

¿Que formato de imagen usar en mi web?

¿Por qué es importante el formato de imagen usado?

Unas imágenes claras, originales y ligeras son una herramienta imprescindible para mejorar la conversión de un ecommerce.

Desde el punto de diseño web las imágenes que utilicemos serán un factor determinante en el resultado final.

Desde el punto de vista del SEO también tendremos que tener en cuenta que las imágenes se posicionan y que dependiendo de como cuidemos el tipo de imagen y su etiquetado estas serán más favorables para la indexación y el posicionamiento.

¿Que formato de imagen usar en mi web?

Así, al escoger el formato de imagen que utilizaremos en cada caso tendremos que tener en cuenta las características de la imagen así como las cualidades de cada formato.

Formatos de imagen utilizados

GIF, JPG, PNG8 y PNG24 son los únicos formatos de archivo de los que deberás preocuparte (y la mayoría de las veces solo necesitarás utilizar 2 de ellos)

Vamos a ver las características y para que tipo de imágenes serán más adecuados los distintos formatos.

GIF

El formato GIF (Graphic Interchange Format) tiene como principal limitación que puede representar un máximo de 256 colores.

Por otra parte, GIF tiene la ventaja de ser el único de estos formatos capaz de mostrar animaciones de imágenes. Los GIF animados eran muy populares hace un par de décadas, pero poco a poco han ido cayendo en desuso debido, en parte, a la baja calidad de este formato al mostrar fotografías.

Dancing Baby
¿Quién no recuerda el popular «Dancing Baby» de 1996?
Si no lo recuerdas tal vez deberías estar en el cole 😉

 

A pesar de que utilizando el formato GIF tenemos la posibilidad de utilizar transparencias, habrá que tener presente que lo hace de forma bastante burda. Los bordes de la imagen y la transparencia tienden a verse pixelados, por lo que habrá que tener cuidado con las imágenes a las que tratemos de aplicar estas transparencias.

Por lo tanto, GIF será un formato bastante adecuado para mostrar imágenes sencillas con colores planos y formas simples como, por ejemplo, la mayoría de los logotipos.

PNG8

Bajo la extensión PNG tenemos que distinguir entre PNG8 (con un máximo de 256 colores) y PNG24 (capaz de representar hasta 16 millones de colores).

Así, el PNG8 será bastante similar al formato GIF ya mencionado con la diferencia de que este no puede mostrar animaciones y tiene una mejor tasa de compresión que hará las imágenes menos pesadas.

Como el anterior, el PNG8 será una buena opción si la imagen que queremos mostrar no muestra un patrón de colores simples como en el caso de textos, ilustraciones planas o logotipos.

JPG

El formato JPG sigue siendo el más utilizado en páginas web.

Esto es debido en parte a la excelente compresión que realiza consiguiendo unos pesos mínimos con una calidad muy aceptable.

El talón de Aquiles de este formato de compresión es que en zonas amplias de color se pueden apreciar los artefactos típicos de este tipo de compresión.

El JPG muestra artefactos en imágenes más simples
(Ampliación de imagen) En grandes áreas del mismo color se hacen visibles los artefactos del JPG y se comportan mucho mejor el PNG8 o el GIF

Sin embargo, en fotografías con unos patrones de color más complejos estos artefactos son inapreciables. Esta es la razón por la que, a pesar de no soportar las transparencias, sigue siendo el formato favorito para incluir fotografías en la web.

Otra cosa a tener en cuenta es que este tipo de compresión conlleva perdida de calidad. Esto es que cada vez que editamos y guardamos una imagen en formato jpg se pierde calidad respecto al formato original. Si volvemos a abrir un jpg, lo editamos y lo volvemos a guardar como jpg volveremos a sufrir perdida de nitidez. Será aconsejable, por lo tanto, editar la imagen en otro formato que no sufra este ‘deterioro’ y cuando obtengamos el resultado deseado exportar a jpg una sola vez.

PNG24

El formato PNG24 admite color en 24 bits por lo que es otra opción a la hora de presentar fotografías en nuestra web.

A diferencia del formato JPG presenta 2 ventajas:

Por una parte admite transparencias que, además, son mucho más sutiles que en el caso de los GIF o los PNG8.

Por otra parte utilizan un tipo de compresión sin perdida de calidad.

La principal desventaja con respecto al JPG es que los archivos resultantes utilizando el formato PNG24 es considerablemente mayor. Esto ralentizará la página y perjudicará la experiencia de usuario.

Entonces ¿Qué formato uso?

A pesar de que puede haber opiniones encontradas en este aspecto, en mi opinión, la mejor manera de decidir el formato a utilizar será la siguiente.

Animaciones

En el caso de una imagen que requiera una animación simple la única opción sera el formato GIF. (Obviamos aquí otras opciones como las animaciones con CSS3 y HTML5 o incluso el uso de Flash.)

Colores Planos y logotipos simples

Si la imagen tiene un patrón de color simple, con grandes áreas de colores planos la mejor opción será el PNG8, puesto que el resultado suele ser una imagen más ligera que el GIF.

Fotografías

GIF, PNG8, JPG y PNG24
Comparativa de peso y calidad de una fotografía de 400×400 px guardada en los distintos formatos.

Si lo que queremos mostrar es una fotografía (que requerirá de detalles más sutiles) utilizaremos el formato JPG (también por su menor peso en comparación con el PNG24).

Pero si la fotografía que mostramos ha de incluir partes transparentes la opción idónea será el PNG24.

¿Y tu? ¿Utilizas estos formatos correctamente? ¿Sigues otro criterio a la hora de escoger el formato de tus imágenes?

Utilizando Rel=»Canonical»

Utilizando el atributo rel=canonical

Utilizando el atributo rel=canonicalA través del atributo rel=»canonical» del elemento <link> es como podemos indicarle a los motores de búsquedas cual es la página que queremos que indexe entre varias con contenido similar.

El correcto uso del atributo canonical puede resultar imprescindible para el SEOSeguir leyendo

Foundation 5 de Zurb ya está aquí

Lanzamiento de Fundation Zurb 5

Lanzamiento de Fundation Zurb 5

Ya está disponible desde el día 21 la nueva versión Foundation 5: el popular framework de Zurb.

Foundation es uno de los Frameworks (junto con Bootstrap) más usados del mundo. Facilita enormemente el desarrollo de sitios web responsive.

El adjetivo es Rápido

Este salto de versión, que incorpora todas las novedades implementadas en la anterior versión 4.3, parece ser que tiene como principal característica la rapidez y facilidad.

Foundation 5: aún más rápido

Mejora la velocidad de ejecución, mejorará la rapidez con la que seremos capaces de generar código y también será menor el tiempo que tardaremos en aprender a usarlo.

«Más rápido para los usuarios, más rápido para codificar y más rápido de aprender» así es como presentan esta nueva versión.

En beta y sólo con Sass

Por ahora, la versión está en fase Beta y tan sólo se puede usar con el preprocesador CSS Sass. Realmente es uno de los mejores preprocesadores de CSS que hay y no está de más empezar a usarlo si te gusta Fundation.

Yo personalmente me ‘muevo’ mejor con Less y muchos son los que hablan maravillas de Stylus. Pero si estás acostumbrado a usar preprocesadores no te será difícil. Y si aún no los usas no sabes lo que te estás perdiendo.

En su propia página tienes un estupendo vídeo de iniciación a Sass.

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=Gx-9cgNlZlQ»]

Aprendizaje más rápido

Con esta nueva versión tratan de captar nuevos usuarios poniéndoselo más fácil todavía para empezar a usar el framework.

Han rehecho la documentación por completo, añadieron nuevos ejemplos y una guía de inicio desde cero, además del nuevo foro de Foundation que proporciona el valor añadido del soporte de una gran comunidad.

Más rápido para el usuario

Las imágenes en Fundation 5no son solo responsive. Han desarrollado lo que llaman el Intercambiador (Interchange) que permite crear sitios mucho mejor optimizados a través de la carga selectiva de secciones basándose en el dispositivo desde el que se conecta el usuario.

Más rápido para codificar

…y no es sólo gracias a la potencia de la librería de compilación de Sass (que como ya se comentó incluye en esta versión). Han introducido nuevos breakpoints semánticos y un nuevo grid medio que se echaba en falta y nos evitará tener que crear media queries a medida. Esto ha sido, según anuncian «a petición popular» (…sin duda)

Confieso que no soy muy ‘fan’ de ningún framework, pero desde que probé la versión 3 de Zurb reconozco que es una muy buena opción para quien le guste esta forma de desarrollo front-end.

¿Y tu usas Foundation u otro framework?

Enlaces en los comentarios: ¿Siguen las directrices de Google?

Comentarios con enlace: ¿Autoría o Spam?
Comentarios con enlace: ¿Autoría o Spam?
photo credit: duncan via photopin cc

De nuevo Matt Cutts vuelve a responder a preguntas para aclarar lo que se consideran buenas o malas prácticas de link building según las directrices de Google Webmasters. En esta ocasión le tocó a los enlaces en los comentarios.

Está claro que los enlaces en la firma de los foros no le gustan a Google, pero un usuario pregunto… ¿y los enlaces en los comentarios de los blogs? ¿Suponen un refuerzo a nuestra autoría por generar contenido en forma de comentarios o son spam?

Pues bien, aquí Matt nos deja claras 2 cosas:

Comentar con nombre propio

Si firmamos los comentarios con nuestro nombre de «persona física» y enlazamos, por ejemplo, a nuestro blog o página personal, esto no debería acarrear ningún problema. Se entiende (hasta Google lo entiende) que estamos dando nuestro punto de vista personal, y el enlace a nuestro sitio personal no es más que ampliar la información de quien somos en la firma. «Estamos representándonos a nosotros mismos».

Sin embargo, si firmamos en los comentarios como una empresa, puede suponerse que estamos generando spam para dirigir el tráfico a nuestro negocio.

añadir comentario
photo credit: duncan via photopin cc

Que tu link building no se base en los comentarios

Si centramos nuestra estrategia de link building en los comentarios que realizamos en otras páginas y no generamos ningún otro enlace de otras personas, esto puede parecer ‘raro’ a ojos de Google y podría ser penalizado.

No deja de sorprenderme cada vez que veo a Matt Cutts, (que podríamos tachar de ‘evangelista del enlace natural’ o un purista de los enlaces espontáneos), pronunciar la palabra «Link Building».

La misma idea de construir enlaces (que el término linkbuilding representa) debería provocarle una urticaria insoportable o algo así. Pero ahí está, diciéndonos que no centremos nuestra estrategia de linkbuilding únicamente en este tipo de enlaces.

Ojo, que no digo que no tenga razón y que los enlaces se deban conseguir de diferentes formas para que tengan un valor real. Pero sigo sin acostumbrarme a oírle hablar de generar enlaces.

El video de Matt

Aquí podéis ver el video de Matt Cutts enseñándonos a firmar los comentarios con enlaces que le gusten.

P.D.: …y ahora que ya sabes cómo hacerlo puedes comentar (con un enlace en la firma… por supuesto)  😉