Técnica SEO: si te roban las imágenes… haz LinkBuilding

Si eres de los que piensas que generar imágenes propias de calidad como parte de tu estrategia de contenido vale la pena: estás en lo cierto.

Sin embargo, si realizas ese esfuerzo también sabes el trabajo extra que eso supone y seguramente te da muchísima rabia cuando ves que tu trabajo lo utilizan otros sin ni siquiera tener la decencia de pedirlo o de enlazarte como fuente original.

Haz linkbuilding con los que te roban las imágenes de la web

Bien, pues lo que te voy a contar en este artículo es como detectar a estos ‘copiones’ y hasta utilizar esta situación para conseguir enlaces entrantes y mejorar el SEO de tu web haciendo Linkbuilding.

Una cuestión de educación

A veces basta con pedir permiso y poner un enlace. En esa situación seguramente la gran mayoría de autores estarían encantados de que usasen sus imágenes.

Pero lo mínimo es reconocer la fuente, y en internet esto se hace (si o si) con un enlace.

Lo de usar la imagen sin más tiene nombre: plagio… y eso está muy feo.

Firma la imagen

Una forma muy efectiva de que tu autoría quede probada sin lugar a dudas es incluir tu firma o la URL de tu página integrada como parte de la foto.

No me refiero a poner una marca de agua. Cuando has puesto tanto cuidado en realizar tus propias imágenes no te hará ni gracia ‘tacharlas’ con un texto (aunque sea el de tu URL). Me refiero a integrar este texto como parte de la imagen o ilustración.

Esto es algo que aprendí de uno de los mejores portadistas (¿se dice así a los ilustradores gráficos especializados en portadas?) que vi. Ahora es cuando me llamareis viejo (tal vez con razón), pero me refiero al mítico Ponce que realizaba las portadas de la revista MicroHobby en los años 80.

Ponce incluía en todas sus ilustraciones su firma o su nombre, integrado de tal manera en la composición que, en ocasiones resultaba casi un pasatiempo encontrarla. Pero siempre estaba ahí.

Para ilustrar mejor a los más jovenes a lo que me refiero aquí os dejo un recorte de la portada del número 1 de la revista. (Esta portada y las de todos los demás números las podéis encontrar en Portadas Microhobby)

Firma de Ponce en el Microhobby número 1

Basada en una imagen de portadasmh.speccy.org

¿Cómo saber si están usando tus fotos o ilustraciones?

La manera más sencilla de averiguar si están utilizando nuestro trabajo es utilizando Google Imágenes.

Veamos un ejemplo. Utilizaremos una imagen que encontramos en FreeDigitalPhotos.

Imagen de chica comprando de FreeDigitalPhotos.net

Imagen cortesía de stockimages / FreeDigitalPhotos.net

Podemos arrastrar nuestro fichero al cuadro de búsqueda de Google Imágenes para subir nuestra imagen original.

Subir imagen a Google Imágenes

Automáticamente Google buscará los sitios en los que se utiliza nuestra imagen o imágenes derivadas de esta (con pequeñas modificaciones como texto añadido o recortes…)

Resultado de búsqueda subiendo archivo a Google Imágenes

Además también nos muestra imágenes visualmente similares (aunque esto no es lo que buscamos en nuestro caso).

¿Y si están usando la imagen?… ¡Haz LinkBuilding!

Pero pongámonos en lo peor. Hemos dedicado tiempo y esfuerzo a crear nuestra propia fotografía o ilustración, y ahora vemos que otro se está aprovechando de esto con un simple corta/pega.

Lo primero que debemos de hacer es respirar hondo, contar hasta diez y tomarnos una tila.

Una vez superada la fase inicial y vencida la ira (que lleva al lado oscuro) dibujamos una sonrisa en nuestra cara y nos damos cuenta de una cosa: si han usado nuestra imagen seguramente se trata de un sitio con una temática parecida.

Revisamos el sitio y si nos interesa nos ponemos en contacto con el webmaster para informarle de que estamos ‘encantados’ de que utilice nuestra obra, pero que por favor nos ponga un backlink y reconozca la autoría de la misma.

Analiza la calidad del sitio

Obviamente no deberíamos pedir un enlace a cualquiera. No debemos olvidarnos de que la calidad de los backlinks es mucho más importante que la cantidad.

Por eso no está demás dedicarle algo de tiempo a analizar la página que aloja nuestra foto para asegurarnos de que el enlace que pidamos no sea un enlace ‘toxico’ que, en vez de beneficiarnos, al final consiga que Google nos penalice (… que eso ya sería el colmo)

Por ello no es mala idea utilizar, por ejemplo, Open Site Explorer y analizar el perfil de enlaces entrantes de la página.

¿Ves? Al final vuelve a quedar patente que hacer el esfuerzo de generar uno su propio contenido original y de calidad (y las imágenes también son contenido) vale la pena. Para empezar habrás conseguido exactamente la imagen que buscabas (y no la que más se adapta de un banco de imágenes), y en el peor de los casos puede que consigas un backlink de calidad… ¡Todo ventajas!

¿Y tu? ¿Te has encontrado tus imágenes en otros sitios sin reconocimiento, ni enlace, ni nada de nada?

Casi siempre estoy hablando de SEO, Marketing Online y Diseño Web (…se lo he consultado al médico y dice que es crónico)

¿Te gusta el artículo? Compártelo, ¡no seas egoísta!
Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on Google+
Google+
0Share on Facebook
Facebook
0Share on LinkedIn
Linkedin
¿Hablamos?

Cuéntame tu proyecto, dime en lo que te puedo ayudar, plantéame tus dudas o simplemente escríbeme para decirme que estás ahí... me encanta saber de ti :)

Not readable? Change text. captcha txt

Empieza a escribir y pulsa Enter para buscar